Acoso Escolar – Bullying

Trinidad Bonet Camañes, Psicóloga infanto-juvenil

El acoso escolar ha existido siempre, pero los últimos estudios realizados nos informan de que cada vez es más frecuente, mas intenso y, sobre todo, se esta escapando del ámbito de los colegios o del aula, entrando en el mundo de las redes sociales donde nuestros niños ya están inmersos cada vez en edades mas tempranas.

Estamos hablando de VIOLENCIA, física, psicológica, emocional, que genera mucho dolor, produciendo gran impacto en la persona que lo sufre, y quedando una huella, en algunos casos para toda la vida…

Detección temprana, programas de prevención e información, formación a los padres y a los profesores, educación en valores, cambio de actitudes, desarrollo de habilidades para la convivencia, intervención social, todo ello es necesario y adecuado para un un cambio global, una buena política integral de lucha contra la violencia en la infancia.

Este trabajo de intervención social en el ámbito escolar, y familiar, es el primer paso para crear un mundo seguro y sano para nuestros hijos.

Pero, ¿qué hacemos en los niños que sufren y han sufrido acoso?,y ¿qué se debería hacer para ayudar a esos niños “maltratadores” que dentro de si llevan esa rabia y agresividad?

A las víctimas, escucharles, creerles, no juzgarles, ni hacerles sentir a ellos responsables o culpables de estar siendo acosados, apoyarles, adultos que sepan escuchar y que sepan tomar medidas y que sepan qué recursos y tratamientos son los eficaces y adecuados.

A los maltratadores, identificar qué ha ocurrido, o está ocurriendo en su vida, para poder tomar las medidas adecuadas.

Desde la psicología clínica sabemos que el acoso o el bullying , antes o después pasa factura y cuanto antes se empiece a trabajar, mejor será su evolución y el pronostico. Así mismo sabemos que el “maltratador “ suele llevar dentro de sí mucho dolor, y con probabilidad también será una víctima o habrá sido una víctima de un trato violento.

El trabajo a realizar en ambos casos esta enmarcado dentro de los tratamientos específicos para el Estrés Postraumático, siendo el EMDR el de mayor eficacia probada.

Volver a Terapia Infantil y Juvenil

Pin It on Pinterest

Shares
Share This